¿Puedo cobrar una deuda sin pasar por un despacho de abogados?

Existen formas de cobrar deudas sin necesidad de contratar un abogado. Te contamos cómo.


Cuando tenemos una deuda que no quieren pagarnos, lo más normal es pensar en recurrir a un abogado y, aunque es la solución más profesional y lógica, también conlleva un coste que, en ocasiones, supera el importe de la deuda (cuando ésta es pequeña).


Afortunadamente, la tecnología ha avanzado en este plano también (se conoce como Legaltech y es tecnología aplicada al plano legal). Por lo que ya existen plataformas mediante las que puedes externalizar tu gestión de impagos, con la garantía de un despacho de abogados como respaldo, y de forma muy económica.


En algunas de ellas, incluso se permite reclamar desde el propio móvil y en 3 minutos queda activo el proceso, pudiendo realizar el seguimiento con total comodidad desde tu smartphone o desde el ordenador. ¿Cómo? ¡Muy sencillo!


En primer lugar, deberemos conocer los pasos a seguir para reclamar una deuda. Ya lo hemos comentado anteriormente en otros posts, pero te lo resumimos aquí. Existen dos formas de hacerlo: la vía amistosa o extrajudicial, y la vía judicial.


Vayamos paso por paso.

En este post aprenderás:

1. Cobrar deudas sin abogado de forma amistosa o extrajudicial

 

Hay decenas de herramientas que lo hacen por ti. ¿Cuál es la mejor?

 

Es importante destacar que en la fase extrajudicial NO es necesario contar con profesionales legales, por lo que existe la posibilidad de cobrar deudas sin abogado, siendo prescindibles tanto sus servicios como los de un procurador.

 

Para facilitar la labor, se puede externalizar el proceso con plataformas de reclamación mucho más económicas que un abogado. Asegúrate de que estas plataformas cuenten con un equipo experto detrás y que puedas seguir en tiempo real el proceso de tu reclamación.  Es muy importante, porque estas plataformas Legaltech son las encargadas de enviar los requerimientos de pago al deudor sin que el usuario tenga que preocuparse por tener que levantar más el teléfono para pedir al posible moroso que se ponga al corriente de pago.

 

Otro factor a tener en cuenta es que la plataforma que elijas aporte algún tipo de requerimiento certificado (email o SMS) para demostrar más tarde en el juzgado (en caso de ser necesario ir por la vía judicial) que ya se ha intentado cobrar anteriormente de forma amistosa.

 

Teniendo en cuenta estos factores, RedClaimer.es ofrece una solución sencilla, económica y segura para externalizar tu gestión de pagos en 3 minutos.

 

2. ¿Es posible cobrar deudas sin abogado en el juzgado?

 

Puedes reclamar por el juzgado sin un abogado desde el principio, pero lo mejor es que estudies tu caso de forma previa.

 

Una vez la fase extrajudicial o amistosa ha finalizado, y si no has logrado cobrar la deuda, podrás proceder a presentar dicha reclamación en el juzgado.

 

Para ello, no necesitarás abogado ni procurador en un principio. Es decir, es posible presentar la demanda de monitorio en el juzgado sin contar con estos profesionales. Eso sí, la demanda de monitorio es normalmente redactada por un abogado, por la complejidad que presenta.

 

Herramientas como RedClaimer aportan, tras la fase extrajudicial y además de dos requerimientos de pago certificados, la demanda ya redactada y preparada para ser presentada, junto con unas instrucciones para conocer el procedimiento perfectamente.

 

Pero antes de proceder a ningún tipo de reclamación, te recomendamos que estudies bien tu situación. Y desde RedClaimer puedes pedir asesoramiento y acompañamiento en esta fase si lo ves necesario.

 

¿Te preocupa la morosidad?

3. ¿Cuánto puedo ahorrar si decido reclamar y cobrar mi deuda sin abogados?

 

Puedes ahorrar bastante si decides reclamar sin abogado. Compruébalo poniéndote en la siguiente situación:

 

Tienes una empresa, con muchos o pocos clientes (mejor lo primero). Alguno se suele hacer el remolón para pagar y un buen día comienzas a sospechar que uno de ellos no tiene la intención de abonar la factura.

 

Das instrucciones a tus compañeros de administración para que llamen al deudor, y si continúa sin pagar, sois algo más insistentes.  No entiendes por qué no abona la factura, porque lo has visto comiendo en un buen restaurante, ha subido fotos a Facebook de sus últimas vacaciones e incluso se ha comprado una nueva moto. No solo no atiende las llamadas, sino que además en alguna de ellas ha dicho, directamente, que no va a pagar.

 

Ahora te planteas una disyuntiva: ¿Le echo más dinero al asunto? es decir, ¿gasto dinero en abogados para poder cobrar? Ya has visto que tú no puedes hacer más de lo que has hecho.

 

Por el método tradicional, un abogado, en la fase extrajudicial, te va a pedir unos 150 euros por mandarle una carta con burofax, y otros 150 euros si tiene que contestar a una respuesta del moroso o simplemente redactar una demanda para presentarla en el juzgado. Para la fase judicial, vas a tener además que contratar a un procurador para presentar la demanda, que ronda los 100 euros. El abono de las tasas puede llegar hasta los 300 euros y, además, si se opone el deudor, tendrás que seguir contando con abogado y procurador para e juicio. Por último, si ganas, tendrás que invertir en ejecutar la sentencia.

 

 ¿Qué garantía tengo de cobrar?”, pensarás. Porque puede ser que ganes, pero que después no puedas cobrar porque el deudor en cuestión no tiene nada. O incluso que pierdas.

 

Además del orgullo, te acaba de pegar un palo importante, ya que habías invertido tiempo y materiales en lo que le vendiste. Ahora vas a necesitar compensar esta pérdida con otras muchas ventas, y no es fácil.

 

Recapacitando de vuelta a casa te propones buscar, por si existen otras soluciones que no impliquen asistir a un despacho de abogados, pero sin llegar a tener que recurrir a empresas de dudosa ética que persiguen y acosan al deudor sin descanso.

 

Llegas a casa y enciendes el ordenador. Buscas en Google “Cobrar deudas sin abogados”. Aparecen muchos resultados y vas bajando por la pantalla hasta que encuentras una que dice…

 

COBRA SIN ABOGADOS DE LA FORMA MÁS ECONÓMICA

 

¡Wau! suena muy bien. Al clicar en el enlace observas que puedes hacerlo desde casa, sin esperar al día siguiente.

Te registras e indicas el correo electrónico del deudor y su teléfono, así como la factura. La plataforma se encarga de todo. Tu trabajo ya está hecho.

El deudor, al cabo de unos días, termina ingresándote el dinero en tu cuenta.

No, no estás soñando.

Realmente existen plataformas que hacen esto por ti. RedClaimer se encarga de todo, y puedes recuperar lo que te deben desde hoy mismo, ¡te esperamos en nuestra plataforma!

José Antonio Caballero
CEO en RedClaimer | Web | + posts

CEO de RedClaimer. Consultor empresarial y apasionado de mi trabajo. Escribo sobre el sector del Legaltech y el Fintech, con el objetivo de ayudar a empresas con dudas más comunes de lo que te imaginas. Si me necesitas, podrás encontrarme por LinkedIn.

PORTADA LEAD MAGNET (30 × 30 cm)
Empieza a reclamar tu deuda con estas plantillas GRATUITAS de requerimiento de pago.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Compártelo en redes sociales!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

¡Hola! Soy Mercedes Pires, de atención al cliente. Déjame tu consulta y te daré respuesta lo antes posible. ¡Gracias!

Horario de atención
09:00 -14:00 y 16:00-19:00

Open chat
Powered by Redclaimer.es
¡Hola! Soy Mercedes
Responsable de At. Cliente de Redclaimer.
¿En qué puedo ayudarte?