Cómo hacer la reclamación de la cláusula suelo

reclamación de la cláusula suelo

La justicia ha dictaminado la devolución de la cláusula suelo a todas las personas afectadas pero es un proceso bastante complejo. Os vamos a dar una serie de consejos para que la reclamación de la cláusula suelo sea todo mucho más fácil.

Procedimiento para solicitar la reclamación de la cláusula suelo

El de 21 de enero de 2017 entró en vigor el Real Decreto-Ley 1/2017 aprobado por el Gobierno como solución extrajudicial al conflicto de las cláusulas suelo para agilizar la devolución de las cantidades cobradas de más por las entidades bancarias y financieras.

Para muchos expertos, estas medidas son insuficientes y hace falta que las entidades faciliten a las personas afectadas el cuadro de amortización de su préstamo con suelo y el cuadro de amortización que hubiera resultado de no aplicarse la cláusula suelo. Solo de esta manera se podrá comparar lo que ofrecen con la cantidad que realmente te corresponde. Por eso es importante ponerse en manos de empresas de reclamación como Redclaimer.

Para aquellos que aún no hayan comenzado la vía judicial, nuestra recomendaciónes usar el procedimiento voluntario para reclamar, ya que es gratuito y se consigue una respuesta en un plazo máximo de tres meses. Si la respuesta no nos interesa, siempre podremos reclamar ante los tribunales para que devuelvan todo lo pagado de más.

El Real Decreto-Ley ha obligado a las entidades bancarias y financieras a crear mecanismos específicos para reclamar por las cláusulas suelo, para evitar las demandas judiciales. Aunque no debemos esperar que se pongan en contacto con nosotros de manera individualizada, ya que lo hace de manera general, como por ejemplo, mediante sus páginas web o en los tablones de anuncios de sus oficinas.

El procedimiento es voluntario para el consumidor, por lo que se iniciará una vez que presente la reclamación de cantidad. Para ello se usa el modelo de reclamación extrajudicial.

Una vez recibida la reclamación, el banco puede hacer dos cosas:

  • Si considera la reclamación procedente, remitirá un cálculo con la cantidad que la entidad estima que te tiene que devolver. A esta cantidad se le añaden los intereses legales sobre las cantidades pagadas de más.
  • Si considera la reclamación no procede, no enviará ningún calculo, sino una comunicación explicando los motivos por los que entiende que la cláusula de sus contratos no es abusiva. En ese caso el procedimiento termina aquí y tendremos que acudir a los tribunales para recuperar el dinero.

Calcular el impacto de la cláusula suelo no es sencillo. Por un lado hay que calcular todas las cuotas que se hubieran pagado si la cláusula suelo no se hubiera aplicado. Después hay qye compararlas con las cuotas pagadas realmente y calcular la diferencia.

Además, al haber pagado más intereses de los correspondientes, el capital devuelto ha sido menor. Esto hace que el capital pendiente de amortizar, es decir, la cantidad que ahora debe al banco es mayor que la que le correspondería si no hubiera tenido suelo. Por ello también es necesario recalcular el capital pendiente.

Por último, los intereses legales se calculan sobre la diferencia de cada cuota y aplicando el interés legal del dinero desde la fecha de pago de cada cuota hasta el día de hoy, teniendo en cuenta además que el interés legal del dinero varía cada año.

Lo exigible es que el banco devuelva en efectivo la totalidad de lo cobrado de más los intereses legales y que recalcule el capital pendiente de amortizar. Sin embargo, la norma deja abierta la posibilidad de que ofrezcan una medida compensatoria diferente. Las alternativas que pueden ofrecer son:

  • Amortizar parte del capital pendiente del préstamo.
  • Contratar un plan de pensiones.
  • Ofertar un seguro de ahorro o un plan de jubilación.
  • Contratar un depósito a plazo.
  • Ofrecer la modificación de tu contrato de préstamo hipotecario, a un préstamo a tipo fijo.

Si la reclamación es por vía judicial y la sentencia es más favorable a la oferta recibida por la entidad, se impondrá condena en costas al banco, asumiendo ellos los gastos de nuestro abogado y procurador.

La norma no establece un plazo máximo para presentar las reclamaciones de deudas. Por tanto se puede presentar cuando queramos, aunque nuestro consejo es que sea cuanto antes. Una vez presentada la reclamación el plazo para llegar a un acuerdo en un plazo máximo será de tres meses.

De esta manera se entenderá que el procedimiento extrajudicial ha concluido sin acuerdo:

  • Si la entidad de crédito comunica expresamente que considera que la reclamación no procede o pasan tres meses sin recibir respuesta.
  • Si comunicamos al banco que no estamos de acuerdo con el cálculo o rechazamos la cantidad ofrecida.
  • Aceptando la oferta, pero el banco no paga transcurridos tres meses.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Compártelo en redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

También te puede interesar

¡Hola! Soy Mercedes Pires, de atención al cliente. Déjame tu consulta y te daré respuesta lo antes posible. ¡Gracias!

Horario de atención
09:00 -14:00 y 16:00-19:00

Open chat
Powered by Redclaimer.es
¡Hola! Soy Mercedes
Responsable de At. Cliente de Redclaimer.
¿En qué puedo ayudarte?