¿Las deudas se heredan?

deudas se heredan

Sabemos que cuando una persona fallece, sus bienes pasan a ser propiedad de sus herederos. Pero, ¿qué pasa si esa persona tenía un patrimonio repleto de deudas? ¿Acaso las deudas se heredan? A continuación, vamos a desgranar todos los detalles y las alternativas que existen.

¿Se heredan las deudas en España?

La respuesta es que sí, las deudas se heredan. Según el artículo 659 del Código Civil, la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona, que no se extingan por su muerte.

Aunque no dice explícitamente que las deudas se transfieren a los herederos, el pago de una deuda corresponde a una obligación legal que el fallecido contrajo antes de su deceso. Por lo tanto, sus herederos no solo recibirán su patrimonio, sino que también heredarán las deudas que existan pendientes de pago.

Es importante aclarar que si no se ha especificado quiénes serán los herederos, la deuda y herencia procederá de la siguiente manera:

  • Herederos de primer orden: hijos y descendientes, ya sean biológicos o no.
  • Herederos de segundo orden: padres y demás ascendientes, sean biológicos o no.
  • Heredero de tercer orden: cónyuge legal, ya sea matrimonio o pareja de hecho.

¿Cuáles son las deudas que se heredan?

Según la ley española, cualquier deuda que tenga una persona fallecida pasará directamente a sus herederos o familiares más cercanos, siempre y cuando estos la acepten. Esto significa que se heredan las deudas de tarjetas de crédito, préstamos personales, hipotecas y demás productos bancarios.

Además, también se heredan las deudas con la Seguridad Social que el fallecido haya contraído por no haber hecho frente a sus cotizaciones, a las de sus empleados, etc. Según el Real Decreto 1415/2004, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social, la Seguridad Social puede dirigirse contra los sucesores para recaudar el dinero que debía el fallecido.

En caso de que no baste con los bienes recibidos, los herederos tienen que aportar parte de su patrimonio para saldar la deuda. Por supuesto, si  se rechaza la herencia, no hay que abonar la deuda a la Seguridad Social.

¿Puedo rechazar la herencia?

Es muy normal que algunas personas no quieran aceptar una herencia para no afrontar las obligaciones legales del fallecido. La pregunta es, ¿se puede rechazar una herencia que tiene deudas o es obligatorio aceptarla?

De acuerdo con la legislación española, existen tres posibles opciones:

  1. Aceptar la herencia: en este caso, todas las deudas que haya contraído el fallecido y que estén sin liquidar pasan a ser responsabilidad del heredero.
  2. Rechazar la herencia: si rechaza la herencia, el heredero renuncia tanto a las obligaciones del fallecido como a los bienes que pudieran aumentar su patrimonio. Al hacer esto, la herencia pasa al siguiente nivel de sucesores. Conviene hacer mención a la renuncia de la herencia por un heredero, en perjuicio de sus acreedores. En este caso, podrán los acreedores solicitar al Juez competente que les autorice a aceptar la herencia en nombre de aquél (el heredero que la rechazó)
  3. Aceptar la herencia a beneficio de inventario: en este caso se acepta la herencia sin conocer el total de los bienes, derechos y obligaciones, y se procede a realizar un inventario del patrimonio a heredar. Se heredan aquellas deudas que no superen el total de los bienes y, una vez liquidadas, se heredan los bienes restantes. Hay que tener en cuenta, que este trámite debe ser en los plazos legales establecidos.

Esta última opción es la más recomendable si quieres heredar y no acabar arruinado. Sin embargo, también tiene algunos inconvenientes. Y es que solo es posible acceder a esta vía formalizando un documento público ante un notario o agente consular (si el heredero se encuentra en el extranjero), o presentando un documento privado ante la Agencia Tributaria en un plazo máximo de 6 meses a la asignación de herederos. Todo este papeleo puede demorar el cobro de la herencia y convertirse en un verdadero dolor de cabeza.

Alternativas para cobrar una herencia con deudas

Como ya hemos dicho, cuando decides aceptar una herencia con deudas, te haces responsable por el pago de las mismas. La opción más viable podría ser aceptar la herencia a beneficio de inventario pero esto podría demorar mucho tiempo debido al papeleo. Por fortuna, existen distintas alternativas a través de las cuales puedes obtener el dinero que necesitas para saldar dichas deudas.

En primer lugar, puedes recurrir a amigos y familiares que te presten el dinero, con el compromiso de devolverlo una vez cobrada la herencia. Si esta opción no te convence, también puedes acudir a los bancos que conceden préstamos personales, aunque suelen pedir muchos requisitos y demoran lo mismo o más que aceptar la herencia a beneficio de inventario.

Como última opción, puedes acudir a aquellas empresas que se especializan en la reunificación de deudas. De este modo lograrás unir todas tus deudas en un solo préstamo, donde tendrás que pagar una sola cuota con una única tasa de interés.

APROVECHA QUE ESTÁS AQUÍ Y SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Si lo haces, recibirás una guía contra el impago y un email semanal con el que aprenderás contenido de valor del sector empresas y del legaltech. ¡Es gratis!

¿Te ha gustado el artículo?

¡Compártelo en redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

También te puede interesar

¡Hola! Soy Mercedes Pires, de atención al cliente. Déjame tu consulta y te daré respuesta lo antes posible. ¡Gracias!

Horario de atención
09:00 -14:00 y 16:00-19:00

Open chat
Powered by Redclaimer.es
¡Hola! Soy Mercedes
Responsable de At. Cliente de Redclaimer.
¿En qué puedo ayudarte?